CONTRATOS BÁSICOS PARA TU EMPRENDIMIENTO.

Regina Osuna
Contratos
Mar 24, 2022 7:19:56 AM

smiling-company-manager-welcoming-client-in-office

Los contratos son acuerdos escritos o verbales, en los que dos o más partes se comprometen a cumplir una serie de condiciones. Se han vuelto tan imprescindibles en este mundo constantemente actualizado y formalizado, por lo tanto las definiciones de un contrato o un convenio han cambiado con el paso de los años.

¿Por qué son necesarios en un emprendimiento?

Ciertamente existen los contratos verbales, pero siempre es preferible tener un sustento legal por escrito.

Por lo tanto hace obligatorio a las y los emprendedores a manejar sus relaciones comerciales y laborales por escrito.

Todo emprendimiento debe tener ciertos contratos básicos para las relaciones que obligatoriamente va a tener. Por ello, te dejamos los principales contratos que debes tener en cuenta al momento de iniciar las relaciones comerciales en tu emprendimiento :

Te recomendamos tener un archivo de los contratos firmados por la empresa con los proveedores o clientes, así como tener presente las fechas de vencimiento de los mismos.

Contrato de arrendamiento

En este tipo de contrato se establece el arrendamiento de algún bien inmueble. Obliga a los arrendadores y arrendatarios a respetar el uso y tiempos en los que el inquilino usará el bien. Es muy común para emprendedores que aún no cuentan con inmuebles propios.

Así mismo delimita los derechos y obligaciones de cada parte, en qué condiciones se arrendará y con qué propósito y precio.

Los contratos de arrendamiento de bienes inmuebles en México siempre deben ser de un año como mínimo. 

Contrato de comisión mercantil

Es aquél contrato por el cual una persona se encarga mediante cierta retribución, a verificar en nombre propio pero por cuenta ajena, determinada operación de comercio. Es utilizado comúnmente por todo tipo de empresas para establecer acuerdos con terceros que apoyen la comercialización de productos.

No establecen una relación laboral, por lo que no se tiene carga social. Es una buena alternativa para escalar tu negocio.

Contrato individual de trabajo

Se celebra entre la o el patrón y los trabajadores y trabajadoras en una empresa. Es muy necesario tener certeza con los empleados de la relación que ellos tienen con la empresa.

En él se pacta:

  • El sueldo mensual.
  • La fecha de inicio de la relación.
  • La fecha de terminación en caso de que exista.
  • Los periodos de prueba, etcétera.

Te recomendamos tomar en cuenta cartas de renuncia y finiquitos en caso de finalizar la relación, así como el Reglamento Interior de Trabajo.

Contrato de compraventa

La compraventa mercantil siempre se va a configurar cuando uno de los contratantes se obliga a transferir la propiedad de una cosa o de un derecho y el otro, a su vez, se obliga a pagar por ella un precio cierto y en dinero.

Es común en todas las relaciones comerciales, especialmente en empresas que se dedican a comercializar productos. El objeto de estos contratos es el traficar mercancías. 

Contrato de prestación de servicios

En este contrato, tampoco encaja lo laboral. Ya que se usa cuando alguien realiza algún servicio en beneficio de otro. Es un tercero que no está en la nómina ni tiene acceso a los derechos sociales. Actualmente con la reforma en materia laboral será preciso para los y las emprendedoras revisar a quién están contratando y si se encuentran al día en el REPSE.

Contrato de confidencialidad

Una vez que se empiece a divulgar información sensible con un cliente, con un proveedor o cualquier tercero, es importante firmar este contrato.

De esta forma las partes involucradas se obligan a respetar el secreto y la confidencialidad de la información privilegiada de la empresa que se comparte. Esta información “divulgada” queda protegida bajo este contrato, y la pena aplicable en caso de divulgación. 

Acta constitutiva

Claro está que el acta constitutiva es el contrato más importante para tu negocio. Ya que es el documento que avala la creación de una persona moral a través de una sociedad mercantil o civil conformada por 2 o más personas físicas.

También es conocido con el nombre de contrato social, pues se establecen a los socios de la empresa, aportaciones, actividades principales, domicilio social, derechos y obligaciones y demás información básica.

En conclusión, se puede considerar como el acta de nacimiento de tu negocio ya que con él se da nacimiento a una persona moral o jurídica.

+PLUS

Si tu emprendimiento tiene un sitio web, es preponderante considerar los siguientes documentos: 

  • Aviso de Privacidad. Antes de recabar datos personales en un sitio web se debe contar con este aviso obligatorio con el propósito de evitar multas.
  • Política de cambios y devoluciones. En él se establecen todas las condiciones del servicio de venta y devoluciones. Todo emprendimiento debe tener este documento para evitar posibles conflictos ante PROFECO o con los clientes o usuarios.
  • Términos y condiciones. Documento en el que se establecen las reglas que los usuarios de tu sitio web deberán aceptar si desean utilizarlo.  

    ¿Necesitas un contrato? consulta nuestra biblioteca y crea el tuyo en minutos. 

    VER BIBLIOTECA DE CONTRATOS